Actualidad
recent

Publicidad

UNA SEMANA PARA "EL CLÁSICO"





El sábado 21 de Noviembre tendrá lugar en el Estadio Santiago Bernabéu, uno de los partidos más esperados del año. Se verán las caras los dos equipos punteros de la Liga BBVA, y dos de los mejores equipos del mundo: Real Madrid- FC Barcelona.


Los de Benítez llegan de perder, como ya hicieron los culés este mismo año, en el Sánchez Pizjuán frente el Sevilla de Emery. En cambio los de Luis Enrique llegan al Bernabéu mas vivos que nunca tras la goleada en casa ante el Villarreal.
Tras el parón de selecciones de esta semana, los dos entrenadores tendrán tiempo de preparar concienzudamente el partido, y de rezar por que ningún jugador internacional del equipo sea afectado por el virus FIFA, aunque por parte del Real, Isco se ha retirado de la concentración de España por molestias y es duda seria para el conjunto blanco.

                               

Los dos equipos llegan en situaciones opuestas debido a los últimos resultados y a las posibles modificaciones en las tácticas y transcurso de la semana.

El Real Madrid llega tras perder 3-2, con uno de los jugadores más importantes del equipo y mas influyentes dentro del vestuario como es el capitán Sergio Ramos, como duda clave para el encuentro. El central de Camas cayó muy mal en el golazo frente al Sevilla, y tras varias semanas jugando infiltrado con una lesión en el hombro izquierdo, recayó. Aún así, el defensa esta dispuesto a posponer la operación, y volver a jugar como infiltrado el partidazo del sabado 21.
Los de Rafa también llegan faltos de compañerismo, ya que, tanto el otro día como en varios partidos atrás, viene arrastrando una pésima organización en defensa y ataque. El Real Madrid juega con una descompensación llamativa que debe ser más que solucionada para el clásico. 
La afición madridista espera que su máxima estrella, Cristiano Ronaldo, aparezca por fín después de tantos partidos escondido. Al igual que esperan un gran partido de Modric, James y Bale entre otros. El gran estado de forma de Keylor Navas, valorado como el, hoy en día, mejor portero del mundo, va a verse reflejado en el Bernabéu si llega a recuperarse al 100%.

                         


Por su parte, el conjunto dirigido por Luis Enrique, llega a los días previos del encuentro, con un enorme dilema. La situación Neymar, Suárez, Messi.
 Tras una de las mejores rachas de la temporada provocada por dos de los jugadores más en forma del momento como son Neymar y Luis Súarez, el Barcelona se ve ahora, al recuperarse Messi, con un gran problema tanto positivo como negativo.
El Barsa últimamente estaba abanderado por el brasileño Neymar y el uruguayo Luis Suárez. Estos dos jugadorezos han registrado en los últimos partidos, números extraordinariamente buenos.
Desde que se lesionó Messi, el Barcelona a ido a mejor gracias a dos líderes que hasta ahora estaban en un segundo plano y que si vuelve Leo, volverán al sitio que, con el argentino en el campo, les corresponde.
El gran problema de Luis Enrique, es que después de las grandes actuaciones de Neymar y Suárez como únicos lideres sobre el terreno de juego, va a tener que calentarse mucho la cabeza esta semana que le queda para saber que hacer con Messi.

Si Messi vuelve a la titularidad, el gran estado de forma de Neymar y Suárez pasaría a un claro segundo plano.

Si Messi fuera suplente, Neymar y Suárez seguirían maravillando con su gran juego debido al grandísimo estado de forma.


Así están las cosas antes del gran partido. Una semana para "El Clásico".

Podéis seguirme en twitter: @avomiralles y @Solo_futbol22.

Avo Miralles

Avo Miralles

Con la tecnología de Blogger.