Actualidad
recent

Publicidad

Bayern Munich vs Manchester United

Partido de vuelta de cuartos de Champions League entre dos equipos que empataron en la ida, el equipo alemán ya campeón de su Liga local, con un sistema de juego definido y con los mejores jugadores del mundo se enfrentaba a un Manchester United a la deriva y que consiguió empatar en su estadio la eliminatoria, el partido prometía.

En el minuto 13 Robben en el perfil diestro del área, tras varios amagos, lo intentó chutando al palo largo, pero el balón salí fuera. De esta manera comenzaba el asedio del Munich. Tras un gol anulado al United por fuera de juego en el remate de Valencia a centro de Rooney, Ribery en el 26 sacó un zapatazo, que pasó lamiendo el palo corto, pero se fue fuera. En el minuto 37 Robben en la zona diestra del área se la puso atrás a Kroos, quien chutó de primeras, le dio mucha comba al balón y se perdió por encima del arco. En el minuto 57 el partido se desató. Centro por banda derecha de Valencia, el extremo la puso muy atrás, imposible para Welbeck, pero apareció Evra desde atrás y con zurda voleó según le llegó. El balón salió despedido a la misma escuadra, golpeó al larguero y entró. Uno de los mejores goles de la Champions League sin ninguna duda. Era el 0-1.

Poco duraría la alegría visitante. Al minuto, centro desde el costado izquierdo del área y Mandzukic adelantándose a la zaga remató a gol. De Gea se estiró pero poco pudo hacer. Golazo de verdadero 9. Era el 1-1. A los dos minutos Ribery casi consigue el 2-1 desde ese mismo perfil, pero disparó sin ángulo y el esférico se fue fuera. En el 67 se concretaría la remontada, en banda derecha Robben controló un centro pasado de Ribery y la metió con diestra al área pequeña, raso y duro, donde Müller solo tuvo que empujarla y hacer el 2-1. En el 75 el mejor jugador de largo del encuentro apuntilló al United.

Jugada de lujo de Robben, cogió el balón en la misma línea del centro del campo, en banda derecha, humilló a Evra y se fue centrando al llegar a la frontal, acabó chutando a meta tras el slalon, con la fortuna de que el balón impactó en Vidic y cambió la trayectoria, entrando despacito por el palo corto. De Gea nada pudo hacer. Era el 3-1, gol del mejor extremo del mundo, cuyo único rival han sido las lesiones estos años. La última del partido fue una combinación Ribery-Pizarro, que acabó con un gran pase al hueco del francés y Pizarro desde el área, muy trastabillado, consiguió chutar a meta, pero salió centrada y atajó el meta. De esta forma el Munich pasó ronda, recital de Robben, da gusto verle jugar, es increíble.
WEBdeLUJO Web & Marketing Online

WEBdeLUJO Web & Marketing Online

Con la tecnología de Blogger.