Actualidad
recent

Publicidad

Ramón lo sabía y Orión colaboró.

Mágico partido en la Bombonera entre los dos equipos punteros históricamente de la Argentina en un encuentro que paraliza al país y en el que se centran las miradas de medio mundo. Un Boca Juniors vs River Plate en el que ambos conjuntos llegaban a tope, con plas plantillas a todo motor y sabiendo de la derrota de Colón.

El partido comenzó con dominio local tanto en fútbol como en ocasiones. En el minuto 11 Sánchez Miño en banda izquierda acertó a centrar atrás raso, donde absolutamente solo Martínez empalmó el esférico, pero salió mordida al arco y Barovero pudo llegar a sacarla con una parada muy acrobática y mandarla a córner. A los cuatro minutos intentó responder Teo con un chut lejano que salió muy cruzado. La mejor de River en la primera parte fue para Teo. Jugada por banda derecha de Mercado, que sacó un buen centro al área y Teo llegando desde atrás acertó a cabecear, pero llegaba muy forzado y se desperdició la ocasión.

Antes de acabar el primer tiempo Gigliotti lo intentó desde el perfil diestro casi sin ángulo obligando a Barovero a pararla. Dos minutos después en el 23 centro de Insúa desde banda izquierda que llegó a rematar Martínez, el cabezazo salió quizá muy centrado y atajó el meta rival volando. Una parada muy estética. Ya en la reanudación primero Erbes en un tiró quizá demasiado centrado desde dentro del área en el que Barovero salvó de nuevo a su equipo, y mas tarde Teo con un chut desde lejos intentaron abrir el marcador. En el 53 Riquelme disparó desde el perfil zurdo, pero el balón se fue fuera.

A los tres minutos Rojas, en su primera aproximación con peligro del partido lo intentó desde lejos y aunque el disparo fue duro, iba muy centrado y Orión atajó. En el minuto 57 se abriría el marcador. Robo de Carbonero en la medular, le llega el esférico a Teo en la banda derecha(quien está en posición muy dudosa), avanzó y se la puso atrás al joven Lanzini, quien llegaba desde atrás en carrera. El mediapunta se plantó frente a Orión y con tranquilidad se la puso al palo largo, una gran cruzada que valía el 0-1. Boca con el gol quedó tocado, sin embargo el mejor jugador de la liga Argentina apareció diez minutos después.

En el 67 Riquelme botó una falta desde el perfil zurdo del área, un disparo digno de estudio, superó la barrera y tras pegar en el larguero entró por plena escuadra. Era el 1-1, una obra maestra. El partido quedó roto en el centro del campo y solo un detalle consiguió modificar el partido. El árbitro señaló córner(era saque de meta pues el balón tocó en último lugar por Lanzini) y el joven Lanzini se encargó de sacarlo a la medular del área, Orión salió a por uvas y Funes Mori consiguió cabecear antes que nadie para mandar el balón al palo largo y sin portero hacer el 1-2. Que mal Orión que vendió a su equipo, terrible un jugador de la selección armar semejante cantada. Pudo llegar el 1-3 cuando en el 94 Kranevitter se quedó solo en el perfil zurdo del área tras varios amagos y en el uno para uno con Orión la cruzó en demasía y salió el balón lamiendo el palo.

De esta manera después de 10 años River conquistó la Bombonera, teniendo como héroes a Lanzini y a Ramón, pero sobretodo como gran colaborador al meta rival, Orión, curioso partido, impreciso todo el encuentro, exponencial en la mala salida del segundo gol. Riquelme sigue siendo el mejor sin duda, pero hoy sus compañeros no le acompañaron. El árbitro se equivocó en dos pequeñas cosas puntuales que acabaron en los goles de River.
WEBdeLUJO Web & Marketing Online

WEBdeLUJO Web & Marketing Online

Con la tecnología de Blogger.