Breaking News
recent

El Parma noquea al Milán de forma contundente.

Partidazo entre dos equipos que luchan por la zona UEFA. El mejor colocado, el Parma con 43 puntos de perder quedaría en ese puesto, aún a 4 puntos del Inter. El Milán, sigue en su deriva económica y de fútbol. Aún la llegada de Seedorf parecía resucitar al eqipo sin embargo ha sido un espejismo, véase la humillación ante el Atlético de Madrid.

En el minuto 4 Abiatti fue expulsado por un claro derribo sobre Ezequiel Schelotto. El meta salió a tapar huecos a Ezequiel, quien llegaba solo libre de marca, y dándole al delantero en los pies lo derribó. Clarísimo. Cassano se encargó de tirarlo y tras engañar al meta colocó el 0-1. En el 42 centro del Parma por banda derecha al primer palo, al ir a sacarla Mexés le pegó al balón hacia la meta propia, obligando a Amelia a realizar un auténtico paradón, todo reflejos.

Ya en la reanudación, en el minuto 50, Acquah se internó en el perfil diestro del ataque, y desde la misma línea de fondo la puso atrás, hacia el segundo palo, donde Cassano controló con tranquilidad y chutó cerca del punto de penal, el balón salió al palo corto, casi tocándolo y entró. Era el 0-2. En el 55 tras un saque de córner por banda derecha de Kaka al segundo palo, Rami llegó a cabecear y puso el balón en la red rival. Se elevó entre dos rivales, el meta casi la saca,pero el 1-2 subió. En el 71 lo intentó Balotelli, tras varias bicicletas le pegó con pleno interior, pero el balón se fue fuera.

En el 74 Obi derribo dentro del área a Montolivo y el árbitro decretó penal. El derribo existe pero Montolivo hace mucho por caer. Balotelli chutó tras una paradinha que dejó al meta ya caído y a placer cambió el lado del disparo. Era el empate a dos y la remontada se consumaba. A los dos minutos golazo del Parma, poco le duró la alegría al equipo local. Amauri subió con la pelota desde la medular, abrió a banda derecha sobre Schelotto quien centró raso al área. Llegó forzado Amauri y el balón le quedó atrás, pero sacó un genial recurso técnico, le dio la espuela, de tacón, con la fortuna que el remate entró a meta entre las piernas del portero. Genial 2-3.

Ya en el descuento, en el 94, Amauri tras proteger el balón en el córner consiguió salir e internarse a meta, se la dejó atrás a Biabiany, quien intentó centrar, pero quedó muerto el balón tras rechazar un rival y el propio Biabiany cabeceó a escasos metros de la línea de gol, superando al meta e introduciéndose dentro. Era el definitivo 2-4 que impulsa al Parma a los puestos europeos y apea a este Milán.
WEBdeLUJO Web & Marketing Online

WEBdeLUJO Web & Marketing Online

Con la tecnología de Blogger.