Actualidad
recent

Publicidad

Luís Aragonés.

Ayer todos nos despertamos con la noticia de que el mejor entrenador de la historia del fútbol español había muerto. Quizá no fue el mejor entrenador en datos objetivos, pero consiguió algo que nadie había logrado y era dar consistencia a esta España de desmanes y sinsabores. Cierto era que España había conseguido una Eurocopa con anterioridad, una copa olvidada por todos y solo el recuerdo de la "maldición" de cuartos estaba presente en cada competición oficial, una y otra vez.

Antes que entrenador fue futbolista, ganador de 3 Ligas y dos Copas con el Atlético de Madrid además de conseguir un pichichi(sin ser delantero). Como entrenador y con el Atlético ganó también 1 liga, 3 Copas del Rey, una Supercopa de España y una Intercontinental, ademas de una Copa del Rey con el Barcelona. Fue bastante sorprendente su nombramiento como seleccionador nacional en el 2004 en una época de deriva en cuanto a jugadores y resultados.

Nada hacía presagiar que Luís Aragonés tuviese éxito, absolutamente nada, España cayó en la Copa del Mundo de 2006 ante Francia en octavos, sin llegar si quiera a los temidos cuartos. Luís Aragonés mantuvo en vilo su continuidad y finalmente decidió seguir como entrenador, fue entonces cuando se tuvo que enfrentar a la época de mayores descalificaciones y enfrentamientos de su carrera al anunciar que nunca mas volvería a contar con Raúl González Blanco en sus convocatorias. El hasta entonces capitán de la selección no volvió y fue el comienzo hacia el surgir de una leyenda.

Luís Aragonés anunció que no le querían renovar después de la Eurocopa 2008, pero que aún así se sentía con fuerza para afrontal el torneo que se avecinaba. Ya en la Eurocopa España asombró con su fútbol. En el primer partido los de Luís Aragonés humillaron a una potente selección rusa liderada por Arshavin en un contundente 4-0. El siguiente partido ante Suecia, España dio quizá una sensación de que podía ser batida ante una muy ordenada tácticamente selección sueca y tras el gol de Ibra, sin embargo finalmente ese partido España ganó 1-2. El último partido y ya clasificados, Luís Aragonés le dio entrada como titulares a los menos habituales, finalmente España con Güiza como goleador se hizo camino y ganó de nuevo 1-2.

En los cuartos de final, gran pesadilla española en los últimos tiempos, la selección se enfrentaba contra la actual(en aquel momento) Campeona del Mundo y de Europa: Italia. En un partido muy disputado, con Cassano humillando en banda izquierda una y otra vez a Sergio Ramos, España jugó mas y mejor y con aquel penal lanzado por un tembloroso Cesc Fábregas, España pasó ronda con un 4-2 en la tanda. En semifinales se volvía a ver las caras con una Rusia que había eliminado a Holanda en cuartos por 1-3. España volvió a dominar y desde el minuto 1 se vio clara su victoria, esta vez por un 3-0.

Los periodistas, grandes meapilas de este país, pasaron de vilipendiar a Luís Aragonés a alabarlo y afirmas que España era muy favorita ante Alemania en la final. Iker Casilla, Puyol, Marchena, Ramos, Capdevila, Marcos Senna, Iniesta, Xavi Hernández, Cesc y Torres (Xabi Alonso, Cazorla, Güiza). Estos fueron los héroes que junto con el gran comandante en el banco, Luís Aragonés, asaltaron ese gran partido.

En el minuto 33 Senna se la dio a Xavi, que en pocos segundos se la puso a Fernando Torres. En un principio el balón parecía largo y fácil para Lahm, pero entre el propio defensa y el portero, Lehmann, apareció Torres y la elevó tímidamente, pasando junto al palo cruzado y metiendo gol.

Ese fue el gol de la gloria, los alemanes lo intentaron pero la defensa con Puyol al frente se mantuvo rígida y finalmente España ganó. Luís Aragonés no fue renovado, generándose de esta manera la mayor injusticia futbolística de los últimos tiempos.

Lo realmente importante no fue esta copa, sino la consecución de una forma de jugar que Andrés Montes, locutor ya fallecido definió como Tiki-Taka. Tocar y tocar la pelota hasta generar los espacios suficientes para crear ocasiones. Esa forma de deleitarse solo con posesión y humillando al rival, con cinco centrocampistas puros y mucha posesión de balón. Destacar el papel de Xavi Hernández y Marcos Senna sobretodo, ellos entendieron a las mil maravillas los roles que Luís Aragonés les asignaba. Cuando Xavi no veía claro el pase, se la daba a Senna quien se encargaba de reiniciar la jugada. De esta forma Xavi creaba fútbol y le daba salida al balón desde el mediocentro defensivo, y con la ayuda que le aportaba Senna, era capaz de distribuir balones en el mediocentro atacante. Fue una gran revolución que valió una Eurocopa y otra Eurocopa y Mundial posterior.

Este hombre desde su marcada personalidad y mala leche, cambió el rumbo de un país y le dio alas.

"In Memoriam del mejor entrenador que ha dado España al fútbol, gracias por todo Zapatones de Hortaleza."
WEBdeLUJO Web & Marketing Online

WEBdeLUJO Web & Marketing Online

Con la tecnología de Blogger.