Breaking News
recent

Liverpool-Swansea City

Partidazo de Premier League en el mítico Anfield entre un Liverpool que necesitaba los tres puntos para seguir en la persecución del Chelsea y quedar a cuatro puntos del líder y un Swansea que llegaba de empatar contra el Stoke City y golear 3-0 al Cardiff City.

El partido comenzó trepidante, en el minuto 2 robo de Sterling en la creación de juego del Swansea, levantó la cabeza y tras progesar hasta el centro del campo se la puso al hueco a Sturridge con el exterior del pie. El delantero ex del Chelsea, en línea, llegó al pase por poco ante la salida de Vorm y ya a placer y sin porteró chutó poniendo el 1-0. Dos minutos después desde el perfil zurdo del área Sterling lo intentó, pero Vorm se estiró bien y sacó el balón a córner. A los 15 minutos volvería a moverse el marcador. Jugada personal de Sturridge en banda izquierda, se va centrando y se la pasa a Henderson, que estaba solo en plena frontal. Henderson controló y chutó suave al palo cruzado, el balón entró por toda la escuadra ante la mirada de Vorm que poco pudo hacer.

Sin embargo tres minutos después, en el 22 el Swansea acortó diferencias. Dyer penetró por banda derecha hacia la frontal y de zurda la pasó atrás, donde remató de primeras Shelvey. El disparo, aunque a poca velocidad, salió directo a la escuadra, al palo cruzado. Tanto es así que Mignolet voló pero el ex-jugador del Liverpool, fichado por 6 millones de libras este verano por el Swansea, posicionó el cuerpo correctamente y le dio tan bien que desde el primer momento se vio que la pelota entraba. En el minuto 26, el Swansea remontó. De Guzmán sacó una falta muy centrada desde bastante lejos, Wilfried la remató con la cabeza, pero definitivamente fue Skrtel en quien golpeó la pelota y desviando la trayectoria del esférico despistó a Mignolet y el balón entro. Era el 2-2.

El encuentro no tuvo tregua, el Liverpool siempre juega a "la inglesa", nada de sobar el balón ni dormir rivales ni esas cosas del fútbol moderno. Ataca, ataca y sigue atacando. En el minuto 35 le llega el balón a Suárez en banda izquierda y centra. Bola muy templada que remató a placer el ex del Chelsea, Sturridge, cabezazo que entró ante Vorm, quien no pudo hacer nada. Era el 3-2. Antes del descanso Wilfried lo intentó desde su casa, pero Mignolet sacó a córner, el disparo fue duro y raso, pero la estirada evitó el gol. En la reanudación nada mas empezar el encuentro Dyer centró al área y Wilfried fue derribado por Skrtel, situación que vio el colegiado y señaló penal sin dudar. El propio Wilfried lo metió. Casi la atrapa Mignolet, que adivinó el lado del disparo, pero el balón raso y duro lo superó.

En el 54 De Guzmán botó una falta alejada, el balón tomo comba y superó a la defensa, que además se había abierto. Finalmente el esférico pasó junta al palo y casi entra, pero salió. Cuatro minutos después Wilfried asistió a Dyer de tacón en su desmarque, pero al extremo del Swansea le faltó velocidad y ru remate final, muy forzado, salió centrado y Mignolet la sacó con el pie. En el 73 se decidió el partido, Suárez lo intentó desde lejos con un chut raso, el balón lo paró un rival metiendo la pierna abajo, pero con la mala fortuna que el rechace quedó a los pies de Henderson quien tiró como pudo. Vorm la paró en el último momento a bocajarro metiendo una manopla salvadora, pero el esférico quedó muerto con fortuna para Henderson quien solo tuvo que empujarla.

Ya en el 88 Suárez desde lejos volvió a intentarlo raso, pero el balón fue escupido por el palo y la ocasión quedó malograda. Habría sido el 5-3. Por lo tanto 3 puntos de oro para el Liverpool que consigue seguir en la pugna por el liderato.
WEBdeLUJO Web & Marketing Online

WEBdeLUJO Web & Marketing Online

Con la tecnología de Blogger.