Actualidad
recent

Publicidad

Granada-Betis

Partido de necesidades entre dos equipos cuyo objetivo es la salvación. El equipo de Calderón acudía como visitante con una acuciante necesidad de puntuar para conseguir acercarse a los equipos que persigue. Lo del Granada mas de lo mismo, una victoria los pondría a 4 puntos del descenso.

El partido comenzó con un abarrotado los Cármenes y las primeras fueron para el Granada,para Recio y El-Arabi, ambos remates acabaron en nada, la de El-Arabi precedido de un rechace de Adán a disparo de Brahimi. El Granada atosigaba sin cesar con dominio y pequeñas ocasiones sobre la portería Bética hasta que finalmente en el minuto 29 Tiago LLori manda una diagonal de lujo, absolutamente dirigida al desmarque de Piti, que estira la pierna y hace un control increíble, a la altura de Iniesta o Zidane y ya dentro del área ante Adán definió a las mil maravillas. Un gol digno de ver una y otra vez. Con el gol el Granada se relajó y solo Brahimi continuó a la altura de lo visto anteriormente. La última antes del descanso corrió a cargo de Rubén Castro, tras buena jugada de combinación del equipo, el esférico llegó al ariete que tras sentar a un rival chutó, desde el perfil zurdo, escorado como a él le gusta, pero el balón salió centrado.

En la reanudación Jorge Molina casi hace el empate. Falta botada por Verdú y la peina el ariete lo justo para poner en aprietos a Roberto, que la saca como puede. En el 61 Verdú botó una falta en la misma frontal del área, pero el balón se fue fuera. El Betis lo intenta, pero no consigue nada claro, es un partido de desesperación y el público está a muerte con el Granada. En el 71 la desesperación de la que hablo se hace presente en toda su totalidad, falta fuera del área sacada por Adán hacia N´Dyae, que falla el pase y El-Arabi que había cortado el pase chutó a meta vacía, pero Adán llegó en el último momento llegó y la sacó como pudo con los pies. Excelente jugada de combinación del Betis, finalmente Rubén Castro se la pone en la frontal a Baptistao, quien humilla a un rival y logra disparar, pero de milagro Roberto sacando una mano en el último momento, pues se había tirado hacia el otro lado la consigue parar el balón como pudo. Paradón. El partido esta absolutamente roto, un partidazo.

El Granada se quedó con 10 en el minuto 78. Nono en banda derecha, en el centro del campo, sin capacidad de peligro mete una diagonal y Dani Benítez caza literalmente al jugador del Betis con las dos piernas por delante y ya con el balón desplazado segundos antes. El árbitro ve clara la jugada, observa que Dani caza por detrás al jugador del Betis y no duda en expulsarlo. En el 89 la tuvo Riki para el 2-0, se la robó a N´Dyae y ante la salida de Adán se la picó, pero no cogió el balón trayectoria hacia la portería y se fue por poco. En el 91 Amaya fue expulsado por doble amarilla. Tarjeta clarísima y al ser la segunda dejó al Betis con 10.

El betis se descompuso en el tramo final y llegó a jugar mejor incluso el Granada con uno menos. Realmente lo intentó con coraje pero el partido concluyó con la derrota del Betis. Celebración como si hubiesen ganado una Chempions por parte de los jugadores del Granada, han vencido en un partido vital.
WEBdeLUJO Web & Marketing Online

WEBdeLUJO Web & Marketing Online

Con la tecnología de Blogger.