Breaking News
recent

El Regreso de Casemiro y un 0-5 final.

El partido de ayer entre el Almería y el Real fue un partido sin mucha transcendencia, casi sin historia y tranquilo para los blancos. Cinco fueron los goles, el primero de Cristiano adelantándose a la defensa en centro de Isco. El 0-2 fue de un pésimo Benzema, muy gris todo el partido, pero que soltó un latigazo desde la frontal con rosquita y duro que Estaban no pudo atajar. El tercero fue de Gareth Bale, Isco le metió un pase el hueco, que cortó la zaga, pero se rehizo fenomenal el galés, robando el balón y chutando a placer. El 0-4 de Isco desde la frontal lamiendo el palo inapelable y el definitivo 0-5 golazo de Morata de vaselina tras excepcional pase de Casemiro.

Lo destacable, mas que el resultado, fueron otras circunstancias. La lesión de Cristiano en la segunda parte que generó preocupación entre los aficionados, finalmente siendo solo una contusión que no revistió mas gravedad. Con esta lesión salió a escena Jesé, dio una nueva asistencia y guió al equipo en las contras. Benzema, un día mas estuvo patético, consiguió el gol y acto seguido fue sustituido por Morata, que le da empuje al equipo y un punto mas de electricidad. El entrenador siempre prima por la calidad mas que por el corazón, quizá debería cambiar alguna vez su estrategia, aunque para ello tenga que desobedecer las órdenes de su amo Florentino. Y salió y metió un gol de bandera, una vaselina ante la media salida de Estaban que ponía el definitivo 0-5. No es un delantero goleador, eso no es ningún secreto, pero cuando sale siempre aporta mucho al equipo, igual que Jesé.

Caso a parte es el fútbol que elabora el Real, que es poco o nada. La distancia entre la zaga y la delantera sigue siendo abismal, el centro del campo en la salida del balón es inexistente, los jugadores de arriba no se mueven y sus combinaciones lentas, muy lentas, solo sabiendo jugar al contraataque. Muy mal el Real en la salida de balón que hasta el gol de Bezema sufrió para hacer algo en el partido, sin ideas y triste.

Está claro, y cuanto mas pasa el tiempo se demuestra, que solo cuando Isco toca la pelota y la mueve es cuando el Real hace fútbol. Sin embargo Isco tiene una resistencia limitada, como todo futbolista y cuando Isco se apaga o no entra en juego el Real no sabe que hacer con la pelota, tan siquiera Xabi Alonso.

El regreso de Casemiro fue lo mejor del partido sin lugar a dudas. El denostrado centrocampista regresó a los campos de fútbol tras dejar de contar par Ancelotti, y lo hizo de forma tímida, con varias pérdidas de balón, sin embargo en el gol de vaselina de Morata, el pase fue una genialidad de lujo desde campo propio superando dos defensas y dejando absolutamente solo al delantero ante la media salida del portero. Y es que Casemiro aporta ese último pase que el Real perdió con la marcha de Guti, ese último pase desde campo propio que sea medio gol y que además aporte trabajo en tareas defensivas y equilibrio en el campo. Y ese equilibrio se logró ya al final con la salida de este jugador, el Madrid jugó a sus anchas y ofreció la mejor versión con un Isco repleto de balones y con Casemiro con libertad en facetas creativas. Logró que estuviese suelto, que el Real ofreciese buen juego y combinó pases en corto con diagonales en largo(una de ellas casi se convierte en el 0-6 del partido), algo que no se había visto en todo el partido. Es una alegría la vuelta de este jugador, esperemos que no sea un espejismo y que tenga mas minutos para poder disfrutar de un genio en el centro del campo.
WEBdeLUJO Web & Marketing Online

WEBdeLUJO Web & Marketing Online

Con la tecnología de Blogger.