Actualidad
recent

Publicidad

Apertura Jornada 16 River Plate vs Olimpo de Bahía Blanca

Encuentro entre dos equipos desahuciados en lo mas bajo de la tabla, ambos con un número de puntos en los últimos partidos mas bien escaso. La situación de Olimpo es crítica y necesitado de puntos acudía al Monumental, hoy con bastantes espacios vacíos en sus gradas, para plantar cara a un River inmerso en la campaña electoral y con verdaderos problemas de juego y de arietes. El dato mas significativo es la titularidad del joven Giovanni Simeone en detrimento de arietes mas contrastados en el equipo.

Comenzado el partido, Olimpo recupera un balón en la medular y Cerutti no se lo plantea, tira desde lejísimos, pero el balón se va fuera muy alejado. Así ha sido la tónica general, con un Olimpo bien colocado, presionando la salida del balón muy arriba y asfixiando a jugadores como Kranevitter, pitado por su hinchada tras perdidas sucesivas o pases atrás a su arquero, algo que no ha gustado en la grada.

En el 8 jugada por banda izquierda de Vangioni, centra con rosquita y aparece Simeone para rematar y firmar el 1-0. El centro de Vangioni es perfecto y Giovanni solo tuvo que empujarla dentro desde el borde del área pequeña, a placer, con Champagne batido completamente. A partir de aquí Olimpo terminó de despertar, Leonardo Gil en el 17 volea un rechace de córner, pero el esférico sale alejado de la meta de Chichizola. El partido siguió de la misma manera, con River intentando, que no consiguiendo, tocar en la medular y con un Olimpo cada vez mas incisivo y peligroso.

En el 33 Gissi coge la pelota tras jugada de su equipo, que salió rebotada y la volea desde lejos, obligando a Chichizola a estirarse y atrapar la bola. Fue en el 43 cuando Pérez Guedes recepciona un balón, controla con el pecho y volea, desde fuera del área, bastante lejos y muy potente. Fue inútil la estira del portero, que no llegó a atajar y el balón se coló magistralmente empatando el partido. Era el 1-1. El primer tiempo acabó con un fútbol lamentable de River y con Olimpo generando muchísimo peligro en todas sus acciones, sabiendo que hacer y como hacerlo.

En la reanudación River parecía que quería el partido. Carbonero se activó, desaparecido casi por completo en la primera mitad y los primeros minutos su banda derecha fue un hervidero de actividad, jugadas por su zona que acababan en centros o córners. En una de esas jugadas, se botó un córner que llegó Pezzella a cabecear, aunque muy forzado y el remate salió fuera. De nuevo Pezzella la tuvo en el 57 tras el saque de una falta lejana, logró cabecearla en posición franca pero salió fuera el balón. Cuando River mas estaba atacando y mejor jugaba, Iván Furios peinó una falta sacada desde lejísimos y el cabezazo acabó en gol ante la estirada de Chichizola. Era un mazazo muy duro ya que eran los mejores momentos de River. El remate fue a colarse cerca del palo, muy bien Furios adelantándose a la zaga defensiva y llegando con fuerza.

En el 72 la tuvo River, Mercado se fue por banda derecha ante un rival y pone el pase de la muerte llegando a rematar Mora. Pero el disparo fue fácil y lento a las manos del meta, ya que Mora ensayó una rabona y aún estando muy cerca de la línea de gol, dentro del área pequeña, con todo a favor y el portero vendido, la pseudo rabona no causó todo el peligro que se esperaba. Para disgusto local, en el 78 Vega saca una falta escorada, con tanta fortuna que pega en la barrera y el balón cae a plomo, engañando por completo al portero y sin darle tiempo a reaccionar. Era el definitivo 1-3. A partir de ese momento River lo intentó con corazón, pero incluso eso le faltó y la afición comenzó a increpar a su equipo. Caso claro el de Kranevitter, que de los abucheos que recibió en la primera parte pasó a ser aplaudido cada vez que la perdía, gesto irónico de la hinchada que lo señaló como uno de los grandes culpables de la derrota. En su defensa hay que decir que en los momentos finales se destapó como el mejor de River, dando buenos pases al hueco, pero quizá fue demasiado tarde.

River se hunde mas en su deriva por un terreno que ya conoció en temporadas no muy lejanas y que lo arrojó a Nacional B. La falta de un media punta es urgente para este equipo que no crea ocasiones de gol y no sabe a lo que juega, mas allá de otros puestos que necesite suplir. Realmente la salida de Passarella quizá sea beneficiosa para el equipo, pero todo está por ver. Por el contrario esta victoria para Olimpo le puede ser un bálsamo, mas en lo moral que en lo realmente efectivo, el haber ganado a River en el Monumental tras varias jornadas que no metía goles.

Goles: 1-0 Gio;1-1 Pérez Guedes;1-2 Furios y el 1-3 definitivo de Vega.
WEBdeLUJO Web & Marketing Online

WEBdeLUJO Web & Marketing Online

Con la tecnología de Blogger.