Breaking News
recent

El poco crédito de Schuster

[Este artículo a sido escrito por nuestra colaboradora Elisabet, propietaria del blog Harta de Cruyff]

Las malas lenguas dicen que quien entrena al Real Madrid no es Bernd Schuster, sino su segundo, Manolo Ruiz. Esta excusa, sin embargo, tampoco le valdrá al alemán ni a sus defensores de ahora en adelante. Nada más firmar de blanco confesó a sus amigos teutones que ni el club ni el ambiente que lo rodeaba era lo que él se imaginaba. Técnico y presidente quisieron evitar malentendidos concediendo entrevistas a toda emisora viviente para intentar tapar cualquier rastro de manzana podrida. 16 meses después Schuster sigue sin conocer a sus propios futbolistas y su fuerte carácter, más agrio cada tarde , impide cualquier evolución en el equipo.


En el campo ya sabemos como están las cosas. Si miras arriba, Raúl. Si miras abajo, Casillas. Si miras al medio, Gutiérrez. A Iker, pese a todo, le queda el cartel de la Eurocopa. Raúl se limita a hacer lo que sabe y las piernas le dejan: unos kilómetros sin horizonte alguno, cuatro batallitas con los perros más viejos de la Liga, luchas sin sentido en la línea de fondo y palmaditas varias para dejar escrito con letras mayúsculas que él no es ningún pesetero como Robinho y que seguirá chupando del bote hasta que a él le de la gana. Guti pinta diferente diferente. El chico sueña con reivindicarse pero a sus 32 años parece se quedará en un intento de. Su vida y su buen fútbol están en el Real Madrid pero no hay que olvidar que su irregularidad, parsimonia y recato también. Un pechofrío en toda regla. Porque lo que debería ser un proyecto de futuro se estanca en un simple proyecto de supervivencia. No es mentira afirmar que a Schuster le lloverán muy pocos contratos como éste. Sobretodo por hacer tan poco.


Cada semana que pasa todo parece asemejarse más al mítico Madrid de Capello pero sin hambre. La desfachatez de muchos futbolistas y la incapacidad del técnico para arengarlos a tiempo hace pensar en una fase muy poco constructiva para la cantidad de millones que Calderón, agarrado casi a un clavo ardiendo, está tirando en renovaciones vitalicias, caprichos y botellas de vino. Por si todo esto fuera poco Pedja Mijatovic también pasea en horas bajas. Su absurda planificación deportiva, unida a un escandaloso trato de favores, pueden dejar la temporada vista para sentencia.


Elisabet


JoseV

JoseV

Con la tecnología de Blogger.